Tipos de cambio automático

Tipos de cambio automático

 

Los coches de transmisión automática están cada vez más de moda. Pese a no ser España un país con gran tradición en el uso de cambios automáticos, son ya muchos los clientes que lo consideran esencial a la hora de adquirir un nuevo vehículo. La principal razón; el gran número de ventajas que aporta esta prestación y que han ido desarrollándose a lo largo de los años. Y es que los cambios automáticos son cada vez más suaves y rápidos, permitiendo una conducción más segura al no tener que estar pendientes del pedal y la palanca, y ahorrar en consumo de manera notoria.

Existen diversos tipos de cambios automáticos con distintos funcionamientos y puntos a favor sobre los que hablaremos a continuación.

Cambio automático por convertidor de par

Es el cambio automático tradicional y la elección principal de los fabricantes. Gracias a la evolución técnica que han sufrido han ganado en rapidez y han conseguido un escalonamiento excelente con hasta siete u ocho velocidades.

Algunas de sus características más importantes son la suavidad en su funcionamiento, unas transiciones entre velocidades que apenas se dejan notar entre los pasajeros y una lentitud a la hora de modificar las relaciones cada vez más reducida.

Cambio automático robotizado

Son las cajas de cambio convencionales con un automatismo para escoger las marchas y para accionar el embrague. Suele ser muy frecuente en los coches de gama básica por su bajo coste. Sus transiciones suelen ser algo más lentas y un poco más bruscas.

Cambio automático de doble embrague

Es la alternativa que posee una mayor complejidad mecánica. Su característica principal es el hecho de que permite que los cambios de marcha tengan lugar sin interrupción alguna del flujo de potencia, haciéndolos más suaves y apenas perceptibles para el conductor y resto de pasajeros.

Cambio automático por variador continuo

Esta tipo de cambio automático funciona mediante dos poleas unidas por una cadena. Al modificar el diámetro de las poleas se produce una desmultiplicación y un cambio de marchas virtual. Se recomienda para coches utilizados en zona urbana. Además, destaca por ofrecer un gran ahorro en combustible.

El único inconveniente del cambio automático por variador continuo es la gran cantidad de ruido que genera a la hora de demandar potencia al ir el motor muy revolucionado.

Author: Santano Automoción

927 130 584